dimarts, 24 de setembre de 2013

Política con(tra) mito

Si definimos la política como la capacidad de un grupo humano para decidir y actuar en un sentido, su relación con el mito es inevitablemente complicada. Si suponemos que las decisiones acerca de lo común deben tender hacia la racionalidad y ser parte de un proyecto de futuro, aquí sentimientos, prejuicios y mitos tienden a interferir, especialmente cuando aparece envuelto el concepto nación. 

En el artículo reproducido más abajo, el autor, defensor del proyecto independentista catalán, afirma con razón que la aparente incomprensión generalizada en el Mundo de las aspiraciones de muchos catalanes no se debe únicamente al conservadurismo de los Estados y los grandes intereses empresariales, tampoco tanto al temor al contagio o a la defensa de los propios intereses, sino que hay también que considerar la naturalidad con la que se ve a España, parte de lo acostumbrado y de la gran Historia tradicional y, sobre, todo, que España y su imagen estereotípica y en buena medida de origen exógeno es, desde al menos inicios del siglo XIX, parte de la cultura y la tradición común occidental. Según el autor, es contra esa imagen mítica, que apenas considera lo catalán, mucho menos como algo peculiar o diferente, contra ese mito, que debe luchar el soberanismo catalán. Combatir contra un mito es, claro, más difícil que contra la realidad, de manera que para muchos es inconcebible una Europa sin España tal como creen conocerla.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada