dimarts, 24 de setembre de 2013

Estrella, lugar, error

El artículo que nos refiere Pablo es muy pertinente y significativo: . No solo eso, como anoté anteriormente, nos aproxima al problema de los intereses y las realidades que podríamos denominar materiales, que dialogan con, pero no equivalen ni determinan inequívocamente las imágenes. Vendiéndonos productos, orgullo o "identidad" se nos transmiten, o se desea que asumamos inconscientemente, valores, ideas, incluso concepciones de la economía y la sociedad. El artículo publicado en 80 grados no tiene desperdicio y muestra claramente la conexión entre política, economía y publicidad. Campañas supuestamente para subir la autoestima o el orgullo (nacional?) colectivo en realidad idealizan y convierten en inocuo el pasado (campañas de Navidad del Banco Popular) o acaban culpando a los pobres y desempleados de serlo, por falta de voluntad. El modelo económico, las políticas públicas, la falta de ofertas de empleo dignas, los intereses y acciones de los políticos y banqueros, no tienen nada que ver: si trabajamos, salimos adelante y podemos también llegar a ser estrellas, solo nos falta voluntad y trabajar más duro. En la página de la agencia de publicidad está claramente explicitado, como indica Amado Martínez Lebrón: Puerto Rico es el único país en que la gente no quiere trabajar... (véase la campaña "The most popular song", cuyo éxito mide no en empleos, sino en la popularidad de la canción y por el hecho de que el concierto tuvo una asistencia masiva). Puerto Rico o el Mediterráneo se supone que sean lugares, puntos en el espacio delimitados, delimitables y con un significado asociado a una cultura. Por el contrario, campañas como la de San Miguel aluden al cosmopolitismo, en cierta medida al no-lugar (Augé). Otra cosa es que los significados, especialmente cuando pretenden ser consensuados, aproblemáticos y totalmente compartidos por todos los grupos sociales, acaben siendo idealizaciones, visiones "erróneas", simplistas, ahistóricas o completamente estereotipadas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada