dilluns, 4 de novembre de 2013

Nacionalismo, obrerismo, izquierdas, Catalunya y España

En el enlace que les proporciono hay un buen resumen de la posición de las izquierdas catalanas, y especialmente las obreras, respecto al hecho nacional, con alusiones a las incomprensiones o diferencias con las formaciones a escala española. Complementa y resume en parte lo discutido en clase, pero tiene como mínimo cuatro ausencias notables. No es un tratamiento puramente historiográfico y, en consecuencia, es comprensible la ausencia de Josep Termes. Seguí es nombrado, pero no se alude a un famoso discurso en Madrid en el cual llegaba a decir que no se oponía a la secesión catalana y, en todo caso, que los que se opondrían a la independencia serían finalmente lo burgueses, pues los obreros no tendrían nada que perder. Más sorprendente es el silencio respecto a Lerroux, populista, no exactamente obrero ni de izquierdas, pero su españolismo, que jugaba a oponer obreros, preferentemente castellanohablantes y burguesía catalanista, tuvo bastante seguimiento en Barcelona. Finalmente, de la "nueva izquierda" y el "nuevo nacionalismo radical", teñidos ambos de tercermundismo y con cierto recurso a la violencia armadda, surgen grupos en diferentes lugares que, con diferente intensidad y popularidad, aúnan sobre todo a partir de los años sesenta y con gran popularidad después 1968, izquierdismo y nacionalismo, frecuentemente independentista, en Euskadi (ETA y su entorno),  (PSAN y Terra Lliure), también en Galicia y Canarias.  Salvo en el caso vasco no han sido movimientos de masas permanentemente, pero sí han acabado formando cuadros de partido de otros movimientos políticos y sus ideas y organizaciones políticas están retomando importancia, incluso "centralidad" en el debate catalán (en el caso vasco, siempre estuvieren ahí, ahora más tras el final del terrorismo) 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada